Excesso como válvula de escape