Comunicado: A vez do diálogo